Holidays
Sightseeing
Festivals
Cultural
City Break
For Couples
Dracula tours
Adventure
Hiking Tours
Cycling tours
Winter Holiday

More adventure and special interest programmes!
Luxury
Danube Delta
Rent-A-Heli

Castle tours
Tailor Made
Villas&Cottages
Where to Stay
Where to Go
Downloads
Newsletter
F.A.Q

Reservations
Payments
Terms

About Us
Our guides
Carreers
Contact
Affiliate

 






Datos generales
Generalidades
Bucarest
Ciudades
Transilvania
Iglesias fortificadas
Castillos y palacios
Itinerarios culturales
Turismo religioso
Los Cárpatos
El Mar Negro
El Delta del Danubio
Las curas de salud
Tradiciones
Gastronomía

 

Rumanía -Guya de turismo

 

Datos generales
• Nombre oficial: Rumanía.
• Idioma oficial: el rumano.
• Rumanía está situada en el sureste de Europa y tiene fronteras con Ucrania y la República de Moldavia (al este y al norte), con Hungría (al oeste y al noroeste), con Serbia y Montenegro (al suroeste) y con Bulgaria (al sur). La superficie del país es de 238.391 km2.
• Bandera: rojo, amarillo y azul, con franjas verticales, con el azul al lado del asta.
• Forma de gobierno: república parlamentaria bicameral.
• Población: 21.733.556 habitantes (2003), de los cuales el 89%, rumanos. Las principales minorías son: húngaros (7,1%) y gitanos (1,7 %).
• Religión predominante: cristiano - ortodoxa (el 86,8% de la población). Otros ritos: católico (el 5%), griego-católico (el 1%), protestantes (el 3,5%) etc.
• La capital: el municipio de Bucarest (2.064.000 habitantes), ciudad atestiguada por la primera vez en 1459.
• Hora oficial: GMT + 3 horas durante el verano (a partir del último domingo del mes de marzo, hasta el último domingo del mes de Octubre), y GMT + 2 horas durante el resto del año.
• El clima: templado-continental. El promedio de la temperatura en verano es de 22 – 24°C, alcanzando incluso valores de hasta 38°C. Durante el invierno, el promedio de la temperatura se mantiene a menos de 3°C bajo cero.
• Unidad de medida: el metro (se utiliza el sistema métrico). 1 km = 0,62 millas.
• Moneda nacional: el LEU (RON). 1 leu = 100 céntimos. Billetes existentes: 1, 5, 10, 50, 100 y 500 lei. Monedas existentes: 1, 5, 10 y 50 céntimos. Cambio de divisas: en bancos y cajas de cambio abiertas en hoteles, aeropuertos y estaciones de trenes, supermercados y en las principales calles de las ciudades. Cartas de crédito: los grandes hoteles y restaurantes, como también los supermercados aceptan generalmente cartas de crédito: American Express, MasterCard, Dinners Club y Visa. El pago con carta de crédito es cada vez más utilizado.
• Teléfono de emergencia: 112 (departamento de emergencia en todo el país).
• Fiestas legales: el 1 de Diciembre – la fiesta nacional de Rumania: 1 y 2 de Enero – El Año Nuevo; 1 de Mayo – el día del trabajo; primeros dos días de las Pascuas de Resurrección; el 25 y el 26 de diciembre – los primeros dos días de la Navidad.

 

Generalidades históricas
Los comienzos de la historia de Rumania han sido atestiguados arqueológicamente hace aproximadamente 600 000 ańos. La más bella cerámica neolítica descubierta en Rumanía, la cerámica de Cucuteni (departamento de Iasi), se encuentra en el Museo del Palacio de la Cultura de Iasi, y las estatuillas ”El pensador y su mujer” pertenecientes al período neolítico han sido descubiertas en Hamangia (departamento de Constanta) y se encuentran en el Museo Nacional de Historia y Arqueología de Constanta.
Los dacios, los primeros habitantes de estos parajes son considerados por el padre de la historia, Herodoto, como “ los más valientes y correctos de los tracos”. Entre los reyes geto-dacios se impone la personalidad de Burebista (aprox. 70 a. de C.-aprox.44 a. de C.) que unió bajo su mando los territorios de los Cárpatos, Nistru y Balcanes.
A principios del primer milenio, Dacia se convierte en un estado fuerte en el sudeste de Europa cuya capital, Sarmisegetusa Regia, está protegida por otras siete ciudadelas.
Sus muros construidos según la técnica “murus Dacicus”, forman parte de un sistema complejo de fortificaciones que pueden ser observadas en la cercanía de la ciudad de Hateg.
A partir del ańo 106 d. de C., Dacia se convierte en provincia romana y sus habitantes adoptan los valores superiores de esta civilización. Durante 170 ańos (106-275 d.de C.) se produce una síntesis étnica y lingüística a base de la cual se forma más tarde el pueblo rumano. Dan fe de este período el monumento de Adamclisi, las ruinas del puente de Drobeta y sobre todo la Columna de Trajano, ubicada en el centro del Forum de Roma, cuya copia se halla en el Museo de Historia de Bucarest.
Los primeros elementos del cristianismo aparecen en la provincia de Dobrogea, donde en la basílica de Niculitel fueron descubiertos los cuerpos de cuatro santos mártires cristianos del siglo d.de C. Después de la retirada de los romanos, en el ańo 275 d.de C., los pueblos migratorios posponen la creación de formaciones estatales de envergadura hasta el siglo X.
A partir del siglo XIV podemos hablar de la formación de los tres principados rumanos: Transilvania, Valaquia y Moldavia. La implantación de las fronteras del Imperio Otomano en el Danubio, en el siglo XIV, inicia un largo período de subyugación de los principados rumanos. El más espectacular período de la historia medieval es el período comprendido entre los siglos XIV-XVI. Es el período en el que los rumanos son verdaderas barreras para la ampliación del Imperio Otomano hacia la Europa del Oeste.
Defensores de la cristiandad, los vaivodas Mircea cel Batrân (Mircea el Viejo) y Vlad Tepes (Vlad el Empalador), en Valaquia, Stefan cel Mare (Esteban el Grande) y Petru Rares, en Moldavia, se han evidenciado por su heroísmo, pero también por la construcción de algunos monumentos religiosos únicos: la iglesia del monasterio de Cozia, en el Valle del río Olt, construido por el vaivoda Mircea cel Batrân o los monasterios de Bucovina. Aunque llegó a ser considerado injustamente vampiro y tirano, el vaivoda Vlad Tepes (Vlad el Empalador) es para los rumanos un símbolo de la justicia absoluta. A finales del siglo XV, los territorios rumanos logran unirse, aunque por poco tiempo, bajo el mando del vaivoda Mihai Viteazul (Miguel el Valiente).
En el siglo XVIII la situación de los países rumanos empeoró, los imperios vecinos se anexionaron importantes territorios de éstos. Apenas en el siglo XIX (1859) los dos Principados rumanos: Moldavia y Valaquia lograron unirse en un solo estado llamado Rumanía e independizarse del Imperio Otomano en el guerra mundial se cumplió el gran sueńo de la nación – la unificación de todos los rumanos en un solo estado – el 1 de diciembre de 1918, fecha que, más tarde, se convirtió, en 1989, en día nacional de Rumanía. El período de entreguerras representó para Rumanía un período de desarrollo, con muchos logros en el plano cultural.
Después de la segunda guerra mundial siguieron 45 ańos de régimen totalitario comunista. El mes de diciembre de 1989, tras la revolución anticomunista, Rumanía volvió a integrarse entre los estados europeos. Siguió un período de transición para la democracia y la economía de mercado. Esta transición no fue nada fácil, pero fue superada. En la actualidad, Rumanía ha dado pasos importantes tanto en el plano diplomático, convirtiéndose en socio de la Unión Europea y Miembro del Parteneriado para la Paz de la OTAN, como en el plano social y económico, registrando importantes logros en lo que se refiere a la modernización del sistema legislativo y a la disminución de la inflación.
Actualmente, Rumanía hace grandes esfuerzos para que en 2007 pueda integrarse en la Unión Europea, en tanto que miembro de pleno derecho.

BUCAREST, capital de Rumanía
Situada a unos 60-90 m de altitud y una población que supera los dos millones de habitantes, la ciudad de Bucarest recibió este nombre de una leyenda. El Pastor Bucur es considerado como el
fundador del asentamiento y como la persona que dio nombre a la ciudad.
Atestiguada por vez primera en un documento del ańo 1459 por el vaivoda Vlad Tepes (Vlad el Empalador) la ciudad de Bucarest presenta elementos que indican la existencia de una población incluso en el período neolítico. En 1558 en la Antigua Corte Principesca fue construida la Iglesia Vaivodal, el más antiguo templo religioso de la ciudad que, en 1659, se convirtió en la capital de Valaquia. Más tarde, el 1 de diciembre de 1918, cuando los tres Principados Rumanos se unen,
Bucarest llega a ser capital de Rumanía. Sigue una etapa de desarrollo de la ciudad que culmina en el período de entreguerras cuando la ciudad fue apodada “El pequeńo París”. Hoy la Bucarest atraviesa un intenso período de desarrollo, en el que, junto a las construcciones modernas, los antiguos edificios son restaurados recobrando su hermosura de antańo.
En la parte norte de la ciudad de Bucarest, entre jardines y lagos, se halla el Museo de la Aldea un museo etnográfico al áire libre. Fundado por el historiador Dimitrie Gusti, en él se presenta la historia de la civilización campesina de los siglos XV al XX. El Museo reúne 76 complejos: 322 construcciones (con 47 viviendas), 3 molinos de viento, 3 iglesias de madera, molinos de agua e instalaciones técnicas para el procesamiento de los tejidos.

El Museo del Campesino Rumano erigido según los planes del artista Horia Bernea, es maravilloso por el modo en que fue concebido. En él se reconstituye el universo del campesino rumano, una de las salas más emocionantes es la de los iconos pintados sobre vidrio. En el ańo
1996 recibe el premio: “El Museo Europeo del Ańo”.
El Museo de Historia Natural “Grigore Antipa” es uno de los primeros museos de historia natural del mundo y presenta 30.000 piezas únicas. Bajando por Calea Victoriei, en la parte derecha, se encuentra el Palacio Cantacuzino, hoy Museo “George Enescu”. Grigore Cantacuzino, apodado “El Nabab” construyó el palacio al estilo neoclásico, con una entrada flanqueada por dos leones, permitiendo el acceso por una puerta dentada en hierro forjado. El museo alberga colecciones que ilustran la historia de la música y documentos que se refieren al famoso músico George Enescu. El mes de septiembre la ciudad de Bucarest se convierte en capital de la música. Cada dos ańos se organiza el Festival “George Enescu” dedicado al compositor rumano, miembro de la Academia Rumana y de la Academia Francesa. Los melómanos son recompensados con conciertos dados por célebres nombres de la música clásica internacional.
Calea Victoriei, la avenida alrededor de la cual se desarrolló la ciudad de Bucarest, es un espejo de la historia de ésta ciudad. Llegando a la Plaza de la Revolución, monumentos de arquitectura como por ejemplo el Palacio Real,
La Biblioteca Universitaria o el Ateneo Rumano se encuentran junto a obras de arte de arquitectos contemporáneos. En el Museo Nacional de Arte de Rumanía se halla la Galería de Arte Medieval de Rumanía, la Galería de Arte Rumano moderno y la Galería de Arte Europeo.
Siguiendo el camino, en el otro extremo de Calea Victoriei, se halla el Museo Nacional de Historia de Rumanía. Aquí se encuentra la copia de la Columna de Trajano de Roma, una representación en bajorrelieve de la conquista de Dacia por el emperador Trajano.
La ciudad de Bucarest está rodeada por bosques y lagos, antiguos palacios y monasterios. El Palacio de Mogosoaia, residencia principesca, fue erigido en el siglo XVIII por el príncipe reinante Constantin Brâncoveanu y se halla a 13 km de distancia de Bucarest. Monumento de arquitectura rumana, el palacio tiene
una pintura interior que se conserva parcialmente. Las barandillas, los capiteles
y las columnas talladas en piedra presentan motivos florales y zoomorfos.

Ciudades
Tras una larga y atormentada historia, las ciudades de Rumanía reencontraron la paz y están construidas reflejando los acontecimientos, lastransformaciones y las influencias que han sufrido a lo largo del tiempo.


Timisoara – "La Pequeńa Viena"

Caminando por las calles del centro de la ciudad, alrededor de la Plaza de
Unirea, viendo los edificios construidos al estilo barroco podrán entender por
qué la ciudad es apodada “La pequeńa Viena”. Timisoara es la ciudad donde
estalló la revolución de 1989 y que le devolvió Rumanía a la democracia
europea.
A la encrucijada de los Balcanes con la Europa Central, esta ciudad
cosmopolita se llena de dinamismo. Los tres puntos principales de la ciudad
son: la Plaza de la Victoria, la Plaza de la Libertad y la Plaza de la Unión.
Ubicada en las cercanías del río Bega, la Plaza de la Victoria está rodeada
por edificios construidos a principios del siglo XX. Aquí se encuentra la
Catedral Metropolitana Ortodoxa, con una arquitectura que presenta
elementos del estilo bizantino. En el sótano del edificio se encuentra la
Colección Museística del Arzobispado Ortodoxo.
(Dirección: C/ 30 Decembrie, 9; Tel. 0040-256-19 0 9 60; Horario: Abierto cada día entre
las 9.00-17.00 horas. El lunes cerrado)
En la Plaza de la Libertad la construcción más representativa es el
Ayuntamiento Antiguo, construido entre los ańos 1731-1734. Ocupado hoy por
la Academia de Música, el edificio fue construido al estilo barroco, según los
planes de Pietro del Bonzo.
La Plaza de la Unión es uno de los más hermosos lugares de Timisoara.
Aquí se halla el Colegio “Nicolas Lenau” construido en 1761, la Colección
Museística del Vicariato Ortodoxo Serbio, el Palacio de la Antigua Prefectura y
la Catedral Romano-Católica.

Iasi– “La Ciudad de las siete colinas”
Ex capital del Principado de Moldavia, la ciudad de Iasi es una de las
ciudades que tienen una verdadera vocación para la historia.
Por el gran número de monasterios, monumentos y casas memoriales la
ciudad es un verdadero museo nacional. Aquí se encuentra la iglesia Trei
Ierarhi (Tres Jerarcas), famosa por los tallados en piedra que la cubren con
más de 30 motivos decorativos diferentes. La Catedral Metropolitana, un
edificio monumental cuyo estilo arquitectónico se inspiró en las formas tardías
del Renacimiento italiano o la iglesia Sfântul Nicolae Domnesc, el lugar donde
durante tres siglos han sido coronados los príncipes de Moldavia.
El monumento más representativo de la ciudad es el Palacio de la Cultura
construido a principios del siglo XX por el arquitecto I.D.Berindei.

Cluj-Napoca
Cluj-Napoca, uno de los más importantes centros económicos y culturales
rumanos se halla en la parte noroeste de Rumanía, en el centro de la provincia
histórica de Transilvania. Los dacios pusieron las bases de una ciudad que
desempeńa un papel estratégico, que después de la conquista romana se
convirtió en la ciudad de Napoca, atestiguada en el ańo 108 d de C. Luego,
desde el siglo XI la zona fue anexionada al Reino Húngaro.
Después de la invasión de los tártaros en 1241, el rey Carlos Robert de
Anjou concedió a la ciudad el título de ciudad libre. Cuando Matei Corvin, que
nació en Cluj, llega a ser rey de Hungría, su ciudad natal se aprovecha de esta
ventaja.
Fiel a su pasado, la ciudad sigue siendo un foco de cultura. Los edificios
contrastan por la mezcla de estilos, elementos barrocos junto a elementos
góticos o renacentistas. El espacio es dominado por la iglesia San Miguel, uno
de los más hermosos monumentos al estilo gótico de Transilvania. El altar de
la construcción es su parte más antigua, siendo erigido alrededor del ańo
1390. La bóveda estrellada, la vidriera de colores y las esculturas se imponen
debido a su hermosura y grandiosidad.
El Palacio Banffy alberga actualmente la sede del Museo Nacional de Arte.
Entre los ańos 1774-1785 un arquitecto sajón, Johann Eberhardt Blaumann,
construyó el palacio para la familia del gobernador Banffy. Las obras de arte
del museo representan objetos del siglo XVI y objetos más actuales. (Dirección:

Oradea
La ciudad fue atestiguada por vez primera (Varadinum) en el ańo 1113 en
un diploma otorgado por la abadía benedictina de Zobor, en que figura el
nombre del obispo Syxtus Varadiensis. La ciudadela de Oradea, cuyos vestigios
existen también hoy en día, fue construida por el rey Ladislau I (1077-1095)
que decidió erigir un monasterio en honor a la Virgen María. Alrededor de la
antigua ciudadela, de forma irregular, fue erigida una nueva ciudadela
pentagonal para proteger los edificios del interior. En el siglo XVI comienzan
las obras de fortificación. La zona central de la ciudad tiene gran valor
histórico, cultural y arquitectónico.
El Palacio Barroco se compone de tres edificios y alberga el Museo del
País de los ríos Cris. Se divide en cuatro departamentos: historia, arte,
etnografía y ciencias naturales.
El estilo barroco está presente también en la arquitectura de la Iglesia con
Luna construida en 1790. El mecanismo del reloj fue instalado en 1793: una
esfera de unos 3 m de diámetro, mitad dorada, mitad negra se mueve
reproduciendo las fases de la Luna. La más importante iglesia al estilo barroco
de Rumanía es la Catedral Romano- Católica erigida entre los ańos 1750-1779.
El movimiento artístico agrupado alrededor del pintor Gustav Klimt, que
resalta los ornamentos geométricos, se encuentra en el conjunto Vulturul
Negru integrado por el palacio y el pasaje comercial en forma de “Y” cubierto
con vidrieras de colores. Aquí se halla encuentran un hotel, cafeterías, tiendas
y un cine.

Constanta
Los cimientos del antiguo Tomis fueron plantados en el siglo VII a.de C.
por los colonos griegos de Milet.
En el siglo I a.de C. pasó bajo dominación romana y conoció el más
importante desarrollo económico y político. Aquí se pusieron las bases de un
obispado subordinado directamente a Bizancio, pero en el ańo 680 la ciudad
cedió frente a los ataques de los ávaros, para que en el siglo XI el antiguo
puerto de la ciudadela fuese bautizado con el nombre de Constantia, nombre
que se mantuvo hasta hoy. La bella ciudad antigua fue conquistada por los
otomanos y se convirtió en un pequeńo pueblo de pescadores. Después del
ańo 1877, cambió su configuración, la parte antigua, peninsular
convirtiéndose en el centro de la ciudad, importante puerto al Mar Negro. En
la Plaza de Ovidio se halla el Museo Nacional de Historia y Arqueología donde
se nos presenta la historia de la provincia de Dobrogea, desde el paleolítico
hasta hoy. Aquí se halla la serpiente Glycon, protectora de la casa, una
verdadera obra de arte de la antigüedad. Tallada en mármol, la serpiente tiene
cabeza de oveja, orejas y ojos de hombre, tiene largos cabellos y su cuerpo
retorcido acaba con una cola de león.

Edad media del corazón de Transilvania
El sur de Transilvania está marcado por la civilización sajona que dejó a
lo largo de sus nueve siglos de existencia maravillosas obras de arquitectura:
las ciudades medievales.


Sibiu
La ciudad es atestiguada en documentos con el nombre de Cibinium. Los
primeros colonos alemanes vinieron en 1150. Ellos llamaron al asentamiento
Hermannsdorf y luego Hermannstadt, mientras que la población rumana lo
llamó Sibiu. Gracias a los ataques otomanos las ciudades se fortificaron, la
construcción de estas fortificaciones terminaron en 1470. Con 39 torres de
defensa, la ciudadela de Sibiu es considerada la más fuerte de Transilvania.
Hoy podemos admirar en Sibiu el edificio que alberga la sede del Museo
Brukenthal , un monumento de arquitectura al estilo barroco.
El barón Samuel von Brukenthal ordenó la construcción del palacio en 1787. Aficionado al arte, coleccionó pinturas de artistas flamencos, holandeses, alemanes y franceses, libros ilustrados y otras obras de arte, proyectando la apertura de un museo.
Representativa para la ciudad de Sibiu es la Torre del Consejo construida
en los siglos XIII-XIV. Fue destruida por el terremoto de 1568 y reconstruida
en 1588, la forma actual procede de 1826. La torre ofrece un maravilloso
panorama de la ciudad. Junto a ella se alza la Iglesia Evangélica. Construida
sobre los restos de una basílica romana, está dedicada a la Virgen María. En
su interior existe un maravilloso fresco representando la Crucificación, la más
grande pintura mural de Transilvania, pintada en el ańo 1445 por Johannes de
Rosenau y un órgano de estilo barroco de 1672.
Cada ańo en Sibiu se organiza un importante festival de teatro, parecido
al de Avignon.

Brasov
Conocida desde el ańo 1235 con el nombre de Corona, la ciudad es llamada
por los colonos alemanes Kronstdat. Protegida por el relieve montańoso, la ciudad
de Brasov se desarrolla alrededor de la plaza principal y alrededor de la Iglesia
Santa Maria, convirtiéndose en la ciudad de los comerciantes y de los artesanos.
El cinturón de fortificaciones convierte a Brasov en una de las más fortificadas
ciudades medievales de Transilvania. Con el tiempo, la ciudad de Brasov se
convirtió en una ciudad moderna que aun guarda las huellas del pasado, restos
del antiguo muro de defensa y unas cuantas torres de defensa: El Bastión de los
Sastres, la Torre Blanca y la Torre Negra y la Puerta Ecaterina de estilo gótico.
Representativa para la ciudad es la Iglesia Negra, la más grande iglesia gótica de Rumanía. Un gran incendio que se produjo en 1689 le da el nombre de “Iglesia Negra”. El exterior presenta en los contrafuertes del coro y en los del ábside, estatuas góticas
emplazadas debajo de los baldaquines. Del período anterior al incendio guarda una hermosa composición en la vidriera del portón sur.

Alba Iulia
La ciudad actual ocupa una amplia zona, superponiéndose al antiguo Apulum
y a la ciudadela medieval construida en el período 1716-1735. Durante los siglos
XVIII-XIX, la ciudadela fue el centro militar de Transilvania y el almacén general
de armamento.
Cuenta con 7 bastiones, el acceso a la ciudadela se hace por 6 puertas decoradas
con estatuas y relieves hechos por escultores dirigidos por Johan Konig. En el
interior de la ciudadela se halla la Catedral Romano-Católica erigida en el siglo XII,
el Palacio, residencia de Mihai Viteazul (Miguel el Valiente) en el período de la primera
unificación política de los Principados rumanos y la Biblioteca Bathyaneum, la
ex iglesia de los trinitarios construida al estilo barroco, y libros impresos.

Sighisoara
Apodada "la Perla de Transilvania", la ciudad de Sighisoara es la mayor
ciudadela habitada de Europa. Los colonos alemanes pusieron aquí las bases
del primer asentamiento en 1191, pero fue destruido por los tártaros cincuenta
ańos más tarde. El ańo 1280, el lugar aparece con el nombre de Castrum
Sex. Parece que aquí hubo una pequeńa fortificación alrededor de la cual se
desarrolló, más tarde, la ciudad, mencionada como civitas, en un documento
del ańo 1407. En el siglo XV la amenaza otomana determinó la construcción
de las torres de defensa que rodean la Colina de la ciudadela. A partir del siglo
XVI, Sighisoara se impuso también desde el punto de vista cultural, la escuela
de la ciudad contaba con profesores “de todas las especialidades y ciencias”.
El punto de atracción de la ciudad es la Torre del Reloj. Con una altura
de unos 64 m, la torre tiene cuatro torrecillas y una galería de madera para
guardias en el último nivel. Reconstruida tras el incendio de 1676, la torre
constituye el más antiguo testimonio de la penetración del barroco austriaco
en Transilvania. En el siglo XII, un artesano local instaló en la torre un reloj
con dos esferas, una dirigida hacia la Ciudad de Abajo y otra hacia la
ciudadela. El mecanismo pone en marcha dos grupos de estatuillas de madera
que representan los días de la semana.
En la más alta extremidad de la ciudad fue construida en el período 1345-
1515, la Iglesia de la Colina. Construida sobre una bóveda romana, la iglesia
alberga en su interior pinturas anteriores a la reforma de Martin Luttero. La
Escalera Techada, una escalera de 175 escalones techada con madera, fue construida
en 1656 para facilitar la conexión con la escuela y la iglesia de la colina.
En la Plaza de la Ciudadela se halla la Casa con Ciervo, una vivienda nobiliaria al
estilo del Renacimiento de Transilvania (siglo XVII), La Casa Vlad Dracul (Vlad
el Demonio), el edificio en el que vivió durante 1431-1435 Vlad }epes (Vlad el
Empalador) antes de convertirse en príncipe de Valaquía y la Casa Veneciana que
data del siglo XVI con la fachada de estilo gótico veneciano.

Targu Mures
Ubicada en el este de la Depresión de Transilvania, la ciudad fue atestiguada en
documentos en el ańo 1332, cuando aparece con el nombre de Novum Forum
Syculorum. La ciudad se ha desarrollado rápidamente, convirtiéndose en el
principal centro urbano y comercial de la zona. Tras el incendio que estalló a
principios del siglo XVII, la ciudad fue reconstruida y se convirtió en un importante
centro cultural. Durante los acontecimientos de 1848, hubo manifestaciones de
carácter revolucionario.
La ciudadela medieval ha sido construida en el siglo XV y recosntruida más
tarde, en el siglo XVII. Tenía un cinturón de muros con siete torres de defensa que
llevan el nombre de los gremios que las protegían, el séptimo era el bastión de la
puerta de acceso a la ciudadela. En su interior se halla la Iglesia Reformada, construida
en estilo gótico por los monjes franciscanos. En el centro de la ciudad se halla
el Palacio de la Cultura, edificio monumental, con interesantes decoraciones exteriores,
fue concebido en estilo secesionista por los arquitectos Komor Marcell y Jakab
Deszo. El edificio alberga el Museo de Historia y el Museo de Arte. En un bonito edificio
construido al estilo “empire” se halla la Biblioteca Teleky-Bolyai que dispone de
40.000 libros y manuscritos antiguos, y un importante fondo de archivo.

Medias
En el ańo 1267 entre las colinas de las Târnave se formó un asentamiento rural
que se ha desarrollado tras la colonización de los sajones, en 1359. La ciudad se
convirtió en un importante centro artesanal y comercial. En el ańo 1571, fue
coronado en aquel lugar el Principe de Transilvania, stefan Bathory y en 1773, la
ciudad de Medias recibió la visita del Emperador Iosif II. La revolución de 1848
estalló en Medias a iniciativa de Stephan Ludwig Roth, cuya casa memorial se halla
en el centro de la ciudad. Importantes objetivos de gran interés turístico son la
Ciudadela erigida entre los siglos XIV-XVI, la Iglesia Evangélica Santa Margareta que
alberga un importante conjunto de pinturas góticas y el Monasterio Franciscano,
que es también sede del Museo Municipal.

 

 

Iglesias fortificadas
En Transilvania se hallan más de 100 asentamientos sajones específicos
de los primeros siglos del segundo milenio. En ellos tenían que defenderse de
las invasions turcas y tártaras, de tal manera que la zona central, donde se
encontrana la iglesia. fue fortificada con muros de defensa. En aquel lugar se
podía guarecer toda la población de la zona rural. Las modalidades de
fortificación de las iglesias sajonas fueron distintas, cada comunidad tenía un
estilo propio. Los edificios sajones de Transilvania son monumentos de
arquitectura, únicos en Europa. En la lista de la UNESCO se hallan siete de estas
iglesias fortificadas: Biertan, Câlnic, Dârjiu, Prejmer, Saschiz, Valea Viilor y
Viscri.
En Biertan, localidad que está a unos 8 km de la carretera principal que
une las ciudades de Medias y Sighisoara, se halla una de las más fortificadas
iglesias de Transilvania. Pertenece al período más tardío del gótico (1492-
1524) y tiene tres cinturones de muros de defensa y tres bastiones. El sitial y
la sacristía son obra del maestro Johannes Reychmuth, mientras que el púlpito
fue tallado en una sola piedra. Alrededor de la iglesia se hallan varias torres:
La Torre del Reloj, la Torre de las Campanas, la Torre de la Puerta y la Torre
del Lardo. Existe también una torre llamada “La carcel” en la que se metían
presos a los que querían divorciarse, durante un mes, obligádolos a compartir
la misma cama y la misma vajilla, sólo después podían tomar la decisión final.
En la cercanía de Brasov se hallan dos iglesias fortificadas: Harman y
Prejmer.
La Iglesia de Harman fue erigida por los monjes cistercienses en el
período 1280- 1290. El conjunto sufrió transformaciones de estilo gótico y a
su alrededor fueron construidos fuertes muros de defensa previstos con
bastiones cuadrados. Notables son las pinturas de la capilla funeral que
representan escenas del “Juicio Final” realizadas entre los ańos 1460-1470.
Las habitaciones del edificio fortificado servían de refugio en caso de sitio.
A tan sólo unos cuantos kilómetros se alza la iglesia de Prejmer. Los
cimientos de la basílica fueron plantados por los caballeros teutones en el siglo
XIII, la construcción fue acabada por la comunidad local de los sajones. Los
muros contrafuertes miden unos 14 m de alto y unos 5-6 m de ancho. La
iglesia tiene en su interior un altar, el más antiguo de Transilvania, y un
órgano, que data del ańo 1803.
Una de las más interesantes iglesias fortificadas sajonas se halla en Viscri.
La iglesia domina la zona y tiene dos cinturones de muros con cuatro
torres de defensa, de las que la más grande fue construida en 1494. En la
Iglesia Evangélica de Viscri se celebran misas cada dos semanas y allí hay
también un museo de las tradiciones sajonas.
Al lado de Medias, a Mosna se halla una interesante iglesia fortificada
erigida en estilo gótico tardío con elementos decorativos muy bonitos. En el
edificio fortificado se halla una capilla gótica del siglo XIV y una torre del
campanario, que son elementos monumentales.
También en esta zona, en el Valea Viilor, se halla la Iglesia de San Pedro
que data del siglo XIII. El doble sistema de fortificación fue ańadido entre los
siglos XV-XVI, igual que la torre de la parte oeste que domina las
construcciones de su alrededor. El altar, el baptisterío y el resto de los sitiales
son del siglo XVIII.
En las cercanías de Sighisoara se halla la Iglesia Evangélica de Saschiz,
una iglesia rural erigida entre los siglos XIV-XV, fortificada con torres. La
Iglesia Evengélica se evidencia debido a su estilo arquitectónico. Dispone de
una sola nave, con coro alargado y un ábside poligonal.
Otra iglesia fortificada se alza en las cercanías de la ciudad de Sibiu, en la
localidad de Cristian. Al principio fue iglesia románica pero fue reconstruida
en estilo gótico. El coro está flanqueado por dos capillas, y la fortificación tiene
dos recintos concéntricos, con torres que datan del siglo XVI.
Estos monumentos albergan simposios, coloquios y conferencias pero
también conciertos de música medieval renacentista o barroca. En un futuro
aquí se van a dar cursos de verano de historia del arte, se organizarán
manifestaciones científicas y campamentos de creación.

 

Castillos y palacios
Las familias de los nobles de Rumanía han apoyado las artes y la construcción de
monumentos laicos o religiosos. Hay muchos castillos medievales y palacios en todo el país.
El castillo de Bran, es el más conocido de Rumanía. Fue erigido en el siglo XIII. Ubicado en la frontera de dos principados rumanos, Valaquia y Transilvania, el castillo tenía gran importancia estratégica. Después de 1918, la municipalidad de Brasov se lo regaló a la Reina María quien lo transformó en residencia romántica.

Otro castillo famoso es el Castillo de los Corvin .
El más grande de los castillos de Rumanía es la antigua residencia de la familia
Corvin. En 1409, el rey Segismundo regaló le la zona de Hunedoara a Voicu Corvin. El hijo de éste reconstruyó la ciudadela entre los ańos 1440 - 1453. El castillo tiene un aspecto imponente con aulas que albergan colecciones de armas antiguas y un Museo Etnográfico.
Entre los palacios del siglo XIX, el Castillo de Peles (125 km de Bucarest. Lunes y martes
cerrado), construido por el rey Carlos I en el período 1875-1914, es el más elegante. Su
arquitectura está dominada por el estilo neorrenascentista alemán, con influencias barrocas.
Las aulas del museo albergan muebles de la época, pinturas, colecciones de armas y tapicerias.
Palatul Regal es uno de los palacios de Bucarest cuya historia se relaciona con el rey Carlos I. Después de la unificación de los principados de Moldavia y Valaquia, el nuevo principe Carlos I, se disgustó por el aspecto del edificio. Otro palacio de la misma época es el palacio construido en 1835, el Palacio sutu alberga actualemente el Museo del Municipio de Bucarest.
El más famoso y al mismo tiempo el más controvertido edificio de Bucarest es el Palacio
del Parlamento
La construcción comenzó en 1984, tiene 6 pisos y 21 cuerpos que albergan gabinetes, salones, aulas del Senado y la Cámara de los Diputados, el Aula de las Columnas y el Centro Internacional de Conferencias. También existen un teatro y una galería de arte contemporáno abierta en el ala donde se encontraban los apartamentos de la familia Ceausescu. La planta superior alberga una biblioteca, una cafetería y una
amplia terraza.

El recorrido reúne las ciudades medievales, ciudadelas campesinas,
iglesias fortificadas y monasterios. Se sale de Brasov, después de haber visitado
las antiguas fortificaciones, la Torre Blanca y la Torre Negra de la Colina Warte,
el Bastión de los Tejedores, la Casa del Consejo y la Iglesia de schei. El siguiente
alto se hace en la ciudadela de Rupea, atestiguada por vez primera en
documentos que datan de 1324 y erigida en la Colina del Cohalm. Vía
Sighisoara, en Saschiz, se halla una iglesia fortificada del siglo XV. En Sighisoara
se pueden visitar la Torre del Reloj, la Iglesia de la Colina, las Torres de
Defensa, la Escalera techada o la casa de Vlad el Demonio.

 

Los Cárpatos Rumanos
Los Cárpatos llamados en la antigüedad "Corona Montium", tuvieron un
papel polarizador para los rumanos. Gracias a su posición central, ofrecen
gran variedad de panoramas, de las labores presentadas en los cuentos de
hadas, de las cimas sin arboles, al aire pintoresco todavía intacto de los pueblos
rurales en los que se mantiene la frescura de las tradiciones y las costumbres
populares.
Los Cárpatos están divididos en tres grandes grupos de cordilleras. La más
importante es la formada por los Cárpatos del Sur que se extiende entre el valle
del río Prahova (al este) y el pasillo Timis-Cerna (al oeste) con alturas que
pueden alcanzar unos 2544 m, como la cima Moldoveanu, y 2535 m, de la
cima Negoiu. Ofrecen un amplio dominio alpino con empinados espectaculares
y lagos glaciares (más de 50) muy pintorescos, pero también un dominio
de esquí que se extiende en una superficie de grandes diferencias de altitudes
(entre unos 1000 - 2000 m), que permite la persistencia de la capa de nieve
durante unos 180 o 200 días/ańo (Montes Parâng, Fagaras, Bucegi).
Los montes Fagaras, los más altos de la cordillera de los Cárpatos, forman
un frente de cimas alineadas que no bajan de menos de unos 2 000 m de altitud
excepto en las extremidades. Por esto, los aficionados a las montańas los
buscan, tanto durante el verano, como durante el invierno (en este período los
recorridos son recomendados sólo a los alpinistas).
En el macizo Bucegi existe una amplia red de veredas marcadas, siendo
cuatro de ellas magistrales. Las más famosas estaciones montańosas se hallan
en este macizo: Sinaia, Predeal, Busteni y Azuga.
Sinaia está en las faldas de las montańas Bucegi, a una altitud de 800-900 m,
en el valle del río Prahova. Esta estación ofrece posibilidades turísticas: desde
recorridos montańosos a deportes del invierno. Las pistas de esquí de Sinaia
son muchas, algunas son: El valle de Karp - difícil, Valea Dorului – dificultad
mediana, Drumul vechi (El antiguo camino)- fácil.
Busteni es el más importante punto de salida hacia los recorridos alpinos
de los Montes Bucegi. Aquí se hallan las pistas Kalinderu - medio, Gura Diham,
pista de esquí de fondo y Babele - difícil.
Predeal es una de las más famosas estaciones montańosas de Rumanía. La
zona donde se puede esquiar supera unos 45 km2, y las pistas superan los 10 km
de largo. Existen pistas de dificultad mediana: Cocosul, Clabucet, Pârâul Rece,
o difíciles como la pista que existe bajo el Teleférico. La pista de Clabucet dispone
de iluminación durante la noche y de instalaciones de nieve artificial.
Tanto en Sinaia como en el resto de la zona no hay que perderse los objetivos
turísticos o los monumentos naturales: la Cruz de los Héroes, la Esfinge,
el Castillo Cantacuzino, el Castillo Peles, el Monasterio de Sinaia. No hay que
olvidarnos de las reservas naturales: El Parque Nacional Bucegi, Babele (Las
Ancianas) o Poiana Crucii (El clavero de la cruz). En el desfiladero de Râsnov,
muy cerca de Brasov, se puede practicar el parapente, el bungee- jumping o la
mountain bike.
Otra cordillera es la de los Cárpatos Occidentales formada por derrumbes
tectónicos, que tiene una gran diversidad petrográfica con un relieve espectacular
(los bazaltos de Detunata), con desfiladeros y abruptos cańones. En los
Montes Apuseni se hallan las más espectaculares formaciones cársticas de
superficie (dolinas, barrancos, remolinos etc.) Y de profundidad (cuevas y
avernos). Entre las más espectaculares cuevas están: Scarisoara,Vârtop, Coliba
Mare, Poarta lui Ionele (la Puerta de Ionele), Pestera Ursilor (la Cueva de los
Osos).
La zona turística Albac-Gârda de Sus-Arieseni es cada vez más apreciada
por los turistas. Para los aficionados a los deportes de invierno las pistas de
esta zona, con una dificultad media, están provistas con instalaciones de cable.
Una atracción para la pesca la constituye el río Aries. La zona de la trucha
ocupa gran parte del curso superior del Aries Grande y de sus afluentes, en la
zona mediana se encuentran la loina y, en el curso inferior, el cacho.
Los Cárpatos del Este cuentan con un ambiente pintoresco lleno de contrastes,
como el de los montes Ceahlau o Ciucas, mientras que la cordillera
eruptiva del Oeste ofrece un conjunto de conos volcánicos aplastados y manifestaciones
postvolcanicas: lagos, aguas hipotermales, manantiales bicarbonatados
que llevaron a la aparición de numerosas estaciones balnearias. Las más
frecuentes estaciones de los Cárpatos del Este son Vatra Dornei, ubicada en la
parte norte de Rumanía, y Durau, situada en los Montes Ceahlau.
Vatra Dornei se halla a unos 800 m de altitud, a una distancia equivalente
de unos 80-100 km entre las ciudades Bistrita y Suceava. Aquí el áire es limpio,
rico en iones negativos y aerosoles y los manatiales de las aguas minerales y las bases de tratamiento despiertan el interés de los turistas. En invierno
se practica el esquí en las pistas de Dealu Negru, Motelul Alpin y Câmpulung
Moldovenesc. Existe también una pista homologada para bob y trineos y en
verano en el río Bistrita se practica el rafting. También en la zona de Bucovina,
aprovechando la hermosura de los paisajes, existe la posibilidad de practicar
el turismo ecuestre o el mountain bike.
La tradición cinegética representa un componente importante de la cultura
material y estiritual rumanas. La posición geográfica, la variedad del relieve
y de la vegetación, el aspecto climático equilibrado han favorecido la aparición
de animales de diferentes especies, con ejemplares vigorosos, muy bien representados
numéricamente. Los anumales de caza y los peces en Rumanía son
vigorosos y salvajes, exponentes de una fauna con carácter. Emblemáticas para
el arco carpático rumano son las poblaciones de cabra negra, oso marrón,
lince, lobo y urogallo.
Los pescadores deportistas pueden optar por lo pintoresco de los arroyos
montańosos en búsqueda de truchas, las aguas naturales o las cuencas acondicionadas
para la pesca estacionaria para carpa, lucio, perca, carasio, plagel
y tenca. Sin duda, el Delta del Danubio, gracias a su biodiversidad y su encanto
representa para todos los aficionados a la naturaleza salvaje un verdadero
paraíso.
La hermosura y la pureza de estos lugares hicieron que se tomara la decisión
de proteger y conservar los habitat naturales de las especies de flores y
fauna salvaje, con vistas a la conservación de la biodiversidad rumana. Se han
delimitado así las reservas de la biósfera, los parques nacionales y los parques
naturales.

El área con la mayor superficie protejida de Rumanía es la Reserva de la
Biosfera del Delta del Danubio. De esta manera se proteje la fauna compuesta
por más de 3.500 especies (moluscos, crustáceos, arácnidos, peces, batracios,
reptiles, aves y mamíferos).
Los Parques Nacionales se caracterizan por una flora y una fauna ricas;
entre las especies protejidas figuran el pino negro de Banat (Pinus nigra
ssp.banatica), sequoia- el árbol mamut (Sequoia gigantea), el leontopodio
(Leontopodium alpinum), el clavel de Piatra Craiului (Dianthus callizonus),
la víbora con cuerno (Vipera ammodytes), la serpiente de Esculap
(Elaphe longissima) y el lince (Lynx lynx).
Estos parques se hallan en las zonas Domogled-Valea Cernei, Retezat,
Cheile Nerei-Beusnita, Cheile Bicazului-Hasmas, Ceahlau, Piatra Craiului o
Muntii Macinului.
El Parque Nacional Domogled-Valea Cernei constituye una zona de interferencia
climática con influencias mediterráneas. Al otro extremo del país se
halla el Parque Nacional de los Montes del Macin. Estos montes son de origen
herciniano, el clima acentuado continental tiene influencias submediterráneas.
La característica de este parque es la biodiversidad de ecosistemas forestales
de estepa y silvoestepa.
En Rumanía hay Parques Naturales en los Montes Rodna, en Portile de
Fier (Puertas de Hierro), en Bucegi, Cozia, Gradistea Muncelului, Balta Mica
de Braila y en Vânatori Neamt.
En los Montes Bucegi, los más conocidos monumentos de la naturaleza
como consecuencia de la erosión son La Esfinge y Babele cuyas formas raras
inspiraron varias leyendas. En el Parque Natural Vânatori Neamt, en Silvut
(Hateg) y Neagra Bucsanilor (Dâmbovita) se hallan reservas de bisontes
(Bison bonasus), desaparecidos de Rumanía a principios del siglo XIX y escasos
en Europa (algunas piezas mayores las hay en Polonia). Aparte de la reserva
de bisontes, en el Parque Natural Gradistea Muncelului-Cioclovina se conservan
las siete ciudadelas dacias fortificadas alrededor de la capital
Sarmisegetusa Regia, que se hallan en la lista del patrimonio mundial UNESCO,
como también objetivos espeleológicos de la zona cárstica Ponorici-
Cioclovina.

 

El Mar Negro
El litoral del Mar Negro se extiende sobre unos 245 km, que incluyen también
el Delta del Danubio, de los que las estaciones turísticas representan
unos 72 km, de Navodari a Vama Veche.
El Mar Negro tiene una salinidad de 17-21/ mil y una temperatura media
en verano de 25-26oC. La playa va del este al sudeste con una pendiente suave
hacia el mar. El agua del mar es un factor importante tanto para bańos terapéuticos
como también para talasoterapia. Su salinidad es relativamente reducida
siendo benéfica para el cuerpo humano.
El litoral rumano dispone de una gran variedad de atracciones naturales,
ofreciendo la posibilidad de hacer curas heliomarinas, tratamientos balneomédicos
con barros terapéuticos, recomendados para enfermedades reumáticas,
ginecológicas o dermatológicas, para practicar deportes náuticos (diving,
yachting, surfing), y también para visitar los objetivos arqueológicos de la ciudadela
de Histria, el más antiguo asentamiento atestiguado de Rumania, erigido
por los colonos griegos en 657 a de C., el Mosaico Romano de Constanta,
la Basilica de los Cuatro Santos mártires de Niculitel (siglo IV-V d de C.), la
Iglesia del Santo Apostol Andrés y la mezquita de Constanta construida al estilo
musulmán.
La más hermosa estación del litoral rumano, Mamaia, tiene hoteles
modernos de cinco y cuatro estrellas, restaurantes en los que se sirven exquisiteces
como el rodaballo, el plato que ocupa el primer lugar en la gastronomía
marina o el “perro marino” una especie inofensiva de tiburón de dimensiones
reducidas.
A unos 14 km de Constanta se halla la estación Eforie Nord, con una
moderna base de tratamiento, un puerto turístico para yates, y también un centro
de conferencias dotado con instalaciones modernas que pueden albergar
entre 10 y 100 personas.
Las estaciones Neptuno y Olimpo, elegantes y tranquilas, y, en el extremo
sur, el pequeńo pueblo de pescadores Vama Veche, que en verano se convierte
en el lugar donde se encuentran los no conformistas.

 

El Delta del Danubio
El río Danubio que tiene sus manantiales en los Montes de la Selva Negra
y recorre toda Europa, acaba su viaje después de 2860 km abriendo sus tres
brazos principales: Chilia, Sulina y Sfântul Gheorghe para formar, al desembocar
en el Mar Negro, un maravilloso delta, un verdadero paraíso natural. Este
increíble mundo de las aguas, designado por UNESCO como la más grande
reserva de tierras húmedas de Europa, cubre una superficie de unos 2 681 km2.
Un mundo exótico con más de 1200 especies de árboles y plantas, con la más
rica fauna ornitológica del continente (más de 300 especies, entre las cuales
hay colonias únicas de pelícanos) e ictiológica (representada por más de 100
especies, de las que les recordamos el arenque del Danubio y el esturión). En
el terrero Letea se encuentra un bosque que se considera como el más nórdico
bosque tropical del mundo.
El punto de salida hacia una aventura en el Delta del Danubio es generalmente
la ciudad Tulcea. Aquí hay hoteles modernos pero también existe el
hotel flotante con cabinas provistas de aire acondicionado y bańo, así como
con restaurantes y bares. El hotel flotante puede atracar en lugares pintorescos
en los que se puede salir a dar un paseo en barco. Su ventaja es que puede desplazarse
en diferentes zonas de interés ofreciendo al mismo tiempo la comodidad
de una habitación de hotel. Los programas turísticos son variados. Cada
semana hay salidas en kayacs, en excursiones dirigidas por pescadores. Se
puede hacer foto-safari o se pueden seguir programas de aventuras en los que
se toman solo las cosas necesarias: navajas, fósforos, estuches para el primer
auxilio, cańas de pescar y brújulas. Hay momentos en que los participantes son
los que dirigen la expedición, bajo la supervisión atenta de los organizadores.
Para los aficionados a la pesca hay programas de 6-7 días con pensión
completa, transporte, todos los servicios incluidos, guías especializados, instrumentos
de pesca y cebos. Las comidas a base de pescado son exquisitas y
se sirven junto con refinados vinos rumanos.
El viaje de Bucarest a Tulcea es posible en coche o en tren y dura aproximadamente
4 horas. En los puntos de información turística se pueden obtener
informaciones sobre las reglas que hay que seguir dentro de la Reserva de la
Biosfera del Delta del Danubio.

 

La tradición rumana de las curas de salud
Las 160 estaciones balnearias - algunas a niveles europeos, otras de interés local - representan
otras tantas posibilidades de tratamiento para enfermedades incómodas y difíciles.
Rumanía llegó a ser famosa, en la segunda mitad del siglo XX, siendo apodada “el país
de la juventud eterna”, gracias a la terapia y a los productos médicos concebidos por la erudita
Ana Aslan utilizando las propiedades biotróficas de dos productos: Gerovital H3 y Asla-
vital. Este tratamiento ayuda a la mejora de la memoria, estimula la circulación sanguínea en
el cerebro y la revitalización de los órganos internos. De las bondades de la escuela rumana
de gerontología han gozado importantes personalidades.
La estación Baile Herculane cumplió 1850 ańos desde su primera atestiguación documental,
Rumanía se considera como el país fundador del turismo balneario. Se halla en el
valle del río Cerna, a unos 40 km de Drobeta-Turnu Severin. Construida por los romanos en una zona maravillosa, esta estación tiene las puertas abiertas durante todo el ańo. Las aguas minerales y termales se utilizan en el tratamiento de enfermedades reumáticas, nerviosas y nutricionales. La base de tratamiento dispone de instalaciones para bańos calidos, aerosoles, gimnasia médica y masaje, kinetoterapia, electroterapia y piscinas al aire libre. Desde Baile Herculane se pueden hacer viajes ligeros o difíciles en el Parque Nacional del Valle Cernei- Domogled, se puede pescar o cazar y se pueden emprender excursiones al Danubio. Igual de famosa por sus cualidades es la estación de Baile Felix ubicada a unos 10 km al sudeste de Oradea. Goza incluso durante el invierno de las ventajas de un “microclima” con aguas termales muy ricas en oligominerales. Los manantiales bicarbonatados, sulfatados y cálcicos, sódicos y el barro terapéutico representan a las medicinas naturales que han hecho famosa la
estación desde el siglo XVIII. Los tratamientos de este lugar son benéficos para las enfermedades reumáticas y post traumáticas, para afecciones ginecológicas o enfermedades metabólicas o de nutrición.
La calidad y el gran número de manantiales de aguas minerales han llevado a la aparición de las estaciones balnearias en la zona de los Cárpatos. En el valle del río Olt las más famosas son las estaciones Calimanesti, Caciulata y Olanesti, donde además de los tratamientos con aguas minerales se utilizan también los aerosoles para el tratamiento de afecciones respiratorias.
En las comarcas Harghita y Covasna se halla otro grupo de estaciones balnearias:
Borsec, Tusnad, Balvanyos o Covasna.
Para una cura heliomarina o para un tratamiento balneo-médico con barros terapéuticos, se recomiendan las estaciones del Mar Negro: Eforie Nord, Neptun o Techirghiol.

 

Tradiciones y cosumbres rumanas
La dimensión artística de la vida es sentida intensamente por el pueblo rumano.
El arte popular rumano ofrece aspectos muy distintos: muescas en madera,
bordados, tejidos, alfombras, cerámica, huevos pintados o pinturas sobre vidrios.
Los objetos más significativos aparecen en zonas como Oltenia, Transilvania,
los valacos de la zona izquierda del río Olt hacia la frontera de Prahova, alrededor
de la ciudad de Sibiu, alrededor de la ciudad de Brasov, en Maramures, Banat
y Bucovina.
En los montes Apuseni y Maramures existe una antigua civilización de la
madera. Aquí las tallas no se aplican solamente a los objetos de tamańos reducidos
sino también a las casas, a las puertas o cercas, a los muebles o a los crucifijos.
La existencia de esta arquitectura de la madera no tiene nada de raro, porque
el país es muy rico en bosques. Las iglesias de madera construidas en la parte nordeste
del país impresionan debido a su elegancia, al modo en que combinan las
piezas y a sus ingeniosos adornos. Remarcables son también las puertas monumentales con adornos al estilo geométrico que, a veces, contrastan con las casas
humildes que se encuentran detrás de ellas.
El traje popular actual no es muy diferente al que vestían nuestros antepasados.
Los principales elementos se pueden encontrar en la Columna de Trajano de
Roma. De colores vivos, cuando se trata de una mujer joven, o más oscuros, cuando
se trata de una mujer más entrada en edad, los bordados cubren parte de los
tejidos, sobre todo en la zona del cuello, en la zona del pecho, en las mangas de
las blusas y en los hombros. En la región de Bucovina, los más frecuentes son los
motivos florales, tejidos con hilo de lana, seda, oro o plata. Los efectos obtenidos
por la combinación de los colores del tejido y de los bordados son muy especiales.
Debido a estos efectos “ia”, (la camisa que viste la mujer), se puede llevar en
combinación con prendas modernas. El traje es completado por las así llamadas
“fote”, una especie de saya campesina, que se compone de dos piezas muy bonitas,
una delante y otra atrás, o de una sola pieza con la que se cubren las caderas.
Las sayas campesinas pueden ser de color negro, muy elegantes, o de colores
vivos, adornadas con figuras geométricas o figuras inspiradas de la naturaleza.
En Rumanía, la cerámica tiene una tradición de miles de ańos. Remarcable
es la cerámica que se produce en Horezu, región de Muntenia, cuya característica
es “El Gallo de Hurez”, la cerámica negra de la región de Bucovina y la cerámica
de Corund.

Los ritos practicados en los tres momentos más importantes de la vida de los
humanos (el nacimiento, el matrimonio y la muerte) son acompańados por una
serie de costumbres mítico-mágico-religiosas. Las grandes fiestas de la cristiandad,
el comienzo del nuevo ańo, así como otras fiestas que se celebran durante el ańo
van acompańadas por prácticas tradicionales. Dos grandes fiestas son puntos de
referencia del ańo religioso ortodoxo: las Pascuas de Resurrección y la Navidad.
Las Pascuas de Resurrección son “la fiesta de las fiestas”. Con este motivo se
limpian las casas, se preparan comidas especiales y se pintan huevos. En la mańana
de las Pascuas (el primer domingo después de que haya luna llena, tras el equinoccio
de primavera) toda la gente viste ropa bonita para acudir a misa, se encienden
velitas en las tumbas de los seres queridos y luego toda la familia se sienta a
comer. Se chocan huevos pintados, símbolo de la Resurrección, y se disfruta de la
comida hecha con cordero: sopa agria, estofado y mondejo (un preparado de
intestinos de cordero, huevos, cebolla, perejil y pimienta), así como pan dulce,
como postre. Esta fiesta, que se celebra en los monasterios de Bucovina, el Valle
del río Olt, en la zona de Dobrogea, en Celic Dere y Niculitel, es una experiencia
única en un mundo puro, inalterado por el modernismo de la vida cotidiana.
Otra fiesta cristiana, mucho más dinámica y pintoresca, es la Navidad. A partir
del 6 de diciembre, día de San Nicolás, las aldeas rumanas se transforman en
un verdadero escenario en el que pasan cosas maravillosas. Es el invierno en una
aldea rumana. Se pueden escuchar villancicos (canciones típicas de la Navidad)
interpretados por los nińos. Ellos visitan todas las casas del pueblo y reciben dulces,
frutas e incluso algunas moneditas. Los villancicos están acompańados por
campanillas, zambombas (algo parecido a un tambor, hecho de cuero, que tiene
una soga en el medio. Al tirar de la soga se puede oír un sonido grave) o flautas.
El ciclo de las fiestas navideńas termina, el seis de enero, con la Epifanía (día en
que se celebra el Bautizo de Cristo). Ese día, los curas tiran al agua una cruz de
madera, adornada con ramitas de abeto, para que algún joven la saque. Hay quienes
dicen que el que lo logra se beneficiará de la protección de Dios durante todo
el ańo.
Además de las fiestas religiosas, los rumanos tienen también fiestas agro-pas-
torales, heredadas hace miles de ańos: “Sambra oilor” (el día en que las ovejas se
van a la montańa), “Tanjaua” (costumbre de la zona de Maramures, que se celebra
en primavera), “Sanzienele” (sanjuanadas, antigua fiesta solar), la Feria de las
Muchachas del monte Gaina, y “Hora de la Prislop” (la rueda de Prislop).

 

El turismo rural pone de manifiesto todas estas tradiciones populares y
ofrece a los turistas la posibilidad de vivir en contacto con la naturaleza. Las
pensiones campesinas y casas rurales ofrecen las mejores condiciones, en un
ambiente familiar y relajante. Participar en las actividades diarias en una casa
rural es una experiencia única. Se pueden dar paseos en carruajes, ir de
excursión a los alrededores o participar en fiestas campestres. Los anfitriones
pueden ofrecer a los turistas información en inglés, francés o alemán. Los que
prefieran una atmósfera más austera, pero llena de encanto, pueden alojarse
en algún monasterio, pagando precios módicos. También se les ofrece la posibilidad
de participar en ritos religiosos en un ambiente especial.

 

Gastronomía rumana
Si conocen bien a los rumanos, se darán cuenta de que para ellos es muy
importante la comida y de que les gusta recibir a sus huéspedes con mucha y
exquisita comida. Enfrentándose a los siglos con una estructura simple y
robusta, la gastronomía rumana adquirió, a lo largo del tiempo, influencias
orientales o eslavas. En las granjas campesinas se producen todas las
legumbres necesarias para guisar. En ciertas regiones, los lugareńos utilizan el
maíz para preparar la polenta. Cabe ańadir que muy a menudo el pan es
sustituido por la polenta. Uno de los preparados tradicionales se llama “bulz”
y se prepara con polenta, queso y nata. En la región de Transilvania se suelen
comer sopas de legumbres a las que se les ańade también nata, la más sabrosa
es la sopa de frijol. En las regiones de Moldavia y Valaquia, las sopas son
reemplazadas por los caldos, a los que se les ańade “bors”, un líquido un poco
agrio que se prepara en vasos de cerámica, cuya misión es la de subir el
apetito. En la región de Bucovina, la sopa agria de remolacha se sirve con nata.
En la región del Delta, el más famoso caldo es el de pescado, preparado con
varios tipos de pescado y especias.
En cualquier zona del país, pueden encontrar el preparado más famoso
de Rumanía, “sarmale”. Se preparan con carne picada, mezclada con arroz,
que se mete en hojas de col, vid o tila, lo que le confiere un sabor muy
refinado. También existe la variante “de vigilia”. En este caso la carne se
sustituye por arroz, champińones, nueces y zanahorias.
Los tipos de queso son muy variados y la mayoría de las comidas se sirven
con nata. Entre los tipos de queso más frecuentes está una variedad de queso
blanco, específico de la región balcánica.
Las influencias orientales son más frecuentes en la región de Dobrogea y
Valaquia, donde se preparan albóndigas y “mititei”, que se parecen a las
albóndigas, pero la carne es más condimentada y se prepara a la parilla.
Durante la Navidad se suelen comer preparados de cerdo, mientras que
durante las Pascuas abundan los preparados de cordero. En lo que se refiere
a los dulces, cabe ańadir que existe una gran variedad de productos de
pastelería. El más frecuente es el pan dulce, pero también se pueden encontrar
recetas orientales como por ejemplo “sarailie”, que se prepara con miel,
nueces y hojaldre.
Como Rumanía es un país con un relieve tan variado, en las regiones de
las colinas se cultiva la vid y por esto se producen muchos cultivos de vino,
tanto blanco, como tinto. Los más célebres vińedos son los de Murfatlar. Los
surtidos tintos de Murfatlar se suelen acompańar con caza, carne roja o queso,
mientras que los vinos blancos de Cotnari, conocidos desde los tiempos del
reinado de Esteban el Grande son vinos dulces, que suelen acompańar los
postres. Los vinos blancos de Jidvei, Dealu Mare, Târnave o Odobesti son más
apropiados para acompańar los preparados de carne blanca.

 

 

 

This site is best viewed with Microsoft Internet Explorer 6.0 © Transylvania Live 2006
Adventure
Nature
Activity
Ski Holidays
Heli tours
Special interest
Learning

Trekking-Climbing
Walking - Hiking Climbing School

Heli Hiking
Heli Biking
Heli Skiing

 
Holidays in Romania: Best of Romania tour -Transylvania tour -Romania hiking -Vampire Tour in Transylvania -Dracula Tour -Halloween in Transylvania -Europe walking tour -visit Romania -Vacation for married couple -Romania travel -Group travel Europe -Medieval Romania tour -Danube Delta luxury resort -Cultural tour Romania -Fishing holidays -Eastern Europe tour - European city break -Short break Europe -Cross country ski -Tailor made tour -European motorcycle tour -Transylvania tourism -Romania Tourism -Romania Travel -Heli hiking -Heli skiing -Heli ride -Romania tourism -Europe festival -destination wedding Transylvania -painting workshop in Transylvania -buy art from Transylvania -press about us -genealogy Romania -genealogy tours in Transylvania -destination wedding Transylvania -rent a villa in Danube Delta - BMW motorcycle rental Europe -private guides -2008 journeys calendar -2008 Valentine's Day idea -Touring Romania -Touring Transylvania -Rent-a-heli -Transylvania travel tours -Romania travel tours -small group walking tour - walking tours Romania - walking tours Transylvania -Dark tourism - History of Dracula - Real Dracula -Romania Genealogy -Transylvania Genealogy -Hiking Tour Romania -Hiking Transylvania -Hike Romania -Hike Transylvania -Halloween Romania - Halloween Transylvania -Halloween in Europe -Halloween Tour -Halloween Vacation -Transylvania Short Break - Romania Short Break -Luxury Travel Romania -Luxury Travel Transylvania -Transylvania Luxury Holiday - Romania Luxury Holiday -private guided tour Romania - private guided tour Transylvania

Where to go: Alba Iulia - Biertan - Bistrita - Bucharest - Budapest - Bran - Brasov - Curtea de Arges - Fagaras - Hunedoara - Medias - Rasnov - Sibiu - Sighetu Marmatiei - Sighisoara - Suceava - Szeged - Turda - Europe festivals

links - www.visit-transylvania.co.uk - www.visit-transylvania.eu - www.dracula-tour.com - www.viajes-rumania.es